Buscar este blog

Cargando...

sábado, 26 de enero de 2013

"¿Tienes un cómic de Batman para el niño?"

Sacado de mi colaboración semanal en "Es La Hora De Las Tortas!!!"
¡No dejéis de visitar toda la página!

Bueno, me habían pedido que contase anécdotas de la tienda, y ya van dos artículos sin que haya dicho nada de ella, así que ya toca.

La frase del título del artículo es totalmente verídica y es algo que pasa muchas veces.
Haced un ejercicio de imaginación y simulad que sois los dueños o dependientes de una tienda de cómics ("el creador de viudas"); ahora, visualizad a esos inocentes padres que quieren un cómic de Batman para su niñito de siete años.
Como librero, tú quieres vender, pero también quieres que el cliente se vaya contento para que vuelva, y cuando te piden un cómic de Batman para el niño... ¿Qué les das?

- ¿Algún mítico especial del Hombre Murciélago como el Arkham Asylum (tan de moda por los últimos videojuegos de Batman)?:

- ¡Huy! Bueno, quizás eso no sea muy adecuado para un niño pequeño... ¿Qué tal si probamos con un número cualquiera de la serie actual?:


- Tampoco parece muy adecuado... Bueno, si las cosas de Batman propiamente dichas no son adecuadas para los niños ahora mismo, seguro que encontramos algo en sus series paralelas.
 - ¿Qué tal algo de la serie de Batman & Robin? Seguro que nada muy malo puede salir de una serie que Batman comparte con un Robin que, además de ser su hijo, es un niño pequeño:


- ¡Toma! Ejem... ¿Ya han pensado en un psicólogo infantil para cuando le den los cómics al niño?

Bueno, esto es un ejemplo muy exagerado, pero supongo que ya veis a dónde quiero ir a parar.

Desde luego, nunca me han molestado ni el terror ni la violencia en los cómics pero... ¿Qué pasa con los niños? "¿¡Es que nadie piensa en los niños!?"

Es muy curioso ver que en estos tiempos en los que el cómic es cada vez más un medio para el gran público, a la vez, ha ido perdiendo parte de ese "gran público".
No nos debería coger por sorpresa, los verdaderos fans llevamos años diciendo que los cómics no son para niños. Pues bien, por lo visto nos han hecho caso. ¿Y ahora qué?

Me refiero a que no es sólo el caso de Batman. Tú coges casi cualquier cómic de Spiderman, Superman o Iron Man de una tienda de cómics y las historias son tan adultas, enrevesadas y violentas que te queda totalmente claro que no pueden hacerle ningún mal a un niño por leerlas. Simplemente, no las iba a entender y las ignoraría.

Sí, hay alguna honrosa excepción, pero son las menos y ni siquiera salen mensualmente:


Yo esto me lo tomo como lo que se dice muchas veces sobre los equipos de fútbol (sí, un símil futbolero en una página sobre cómics, espero que no os de un ataque):

Si no cuidamos la cantera... ¿Qué haremos dentro de unos años?

Si casi todos los cómics de superhéroes que tenemos en las tiendas de cómics (no nos engañemos, los superhéroes sigue siendo el género más vendido) son para adultos de veintitantos por lo menos... ¿Qué pasa con los críos? ¿Qué pasa con todos esos críos que salen alucinados de los cines y quieren un cómic del personaje que acaban de ver? ¿Les dices que no hay para ellos?

Pues se van a ver la tele y a jugar a los videojuegos muy tranquilamente, y ya te puedes olvidar de que cojan el hábito de lectura con los cómics.

Es cierto que las editoriales americanas no están poniendo mucho de su parte últimamente. Parece que ahora está de moda una vuelta a los 90 y al "Grim and Gritty" imperante en aquella época, pero las editoriales españolas tienen una extensísima y variadísima biblioteca para poder sacar cómics con historias antiguas y más sencillas, perfectamente adecuadas para ese niño pequeño que fuimos todos y con las que nos enganchamos a ellos.

Cómics basados en series de dibujos, líneas infantiles, historias que en su momento salieron como simples complementos, etapas más sencillas de personajes famosos ahora, etc... La lista es inmensa.

El otro problema es el de casi siempre: Los precios. Últimamente parece que sólo un adulto con una edad de unos 30 años y un buen sueldo fijo, es el único que puede permitirse su ración mensual de cómics. Si bien es cierto que las series básicas sacadas en grapa son baratitas, siempre terminan sacando varios números extra o tal y cual cruce con estas series que no te puedes perder, además de los tomos complementarios que te cuentan aventuras importantes de tu personaje favorito.
Últimamente me es muy difícil imaginar a un chaval de unos 16 años, que espere para coger un videojuego por no perderse el cómic del mes y sus complementos correspondientes.

Lo único necesario son tres cosas: Que saquen estos cómics, que tengan una periodicidad mensual y que tengan unos precios asequibles para unos chavales que dependen de las pagas que les den sus padres.

Desde esta oportunidad que me dan en esta página, reclamos esto y termino volviendo a citar a ese gran sabio de los Simpson, Moe: "¿¡Es que nadie piensa en los niños!?"

Y como dicen en los cómics: Continuará…